martes, 23 de abril de 2013

Escuchándonos en #TRAL

¿#TRAL me anganchó o es que yo me engancho en todas? reflexiono sobre mi hacer y mi presencia en la web. Siempre estoy intentando aprender algo nuevo, formar parte de nuevos escenarios, mantenerme animada y entusiasmada porque creo que como ninguna, la profesión docente, lo necesita. Por eso sentí que la propuesta me animaba a formar parte, pero esencialmente, que tenía que transmitir esta necesidad a otros docentes, para que pudiéramos aprender juntos, unos de otros, dando y recibiendo.

Al principio, como me suele pasar en todos los comienzos, no lograba comprender los cómo, ni para qué de una exploración práctica que me ayude a reconocer y enriquecer (nada menos) las redes de las cuales formo parte. Recién a comienzos del nivel 2, pude detenerme en la superautopista de blogs generada para tomarme un tiempo de escuchar a los otros y permitirme la interacción, desde mi parecer, absolutamente necesaria, pero que venía frenando. ¿Prejuicios? ¿pre-concepciones? ¿temor a no estar a la altura? comencé  a ser más yo misma, aunque no se que tan bien me sale. Así aprendo y comparto. 

La descentralización ha sido el principal obstáculo con el que nos hemos encontrado, que fastidia y retarda los aprendizajes, cuesta acostumbrarse cuando no se tienen las herramientas y conocimientos en la palma de la mano. Tenemos un blog, venimos bien, sabemos de TIC, o al menos las utilizamos adecuadamente pero ¿cómo participamos e interactuamos con el resto? ¿Habrá que mostrarlo? ¿Es pura intuición? ¿aprendizaje ¡Ajá! como Newton? ¿Qué hacemos con los que no lograron encontrar el ritmo? ¿Los abandonamos a sus suerte? ¿Estarán dispuestos a recibir ayuda? ¿Esperaran que se la ofrezcamos? 

Por otro lado, para no desmoralizarme ante tantas preguntas que me surgen, acuso invitación y armada hasta los dientes me dispuse a visitar los blogs de TRAL ¿Cómo hice? Yendo y viniendo, rebotando, dando manotazos de ahogado entre tanta mar de letras ¿será que el medio es el que me complica? Pienso en audio y video como aceleradores de pensamientos, pienso en voz alta y me cuestiono lo poco que utilizo estos formatos multimediales para expresarme. Es que en pantalla no me veo bien y mi vos no es la de una locutora de radio nacional y otra vez los prejuicios, pre-concepciones y temores. 

Para facilitar el recorrido al visitante agregué el gadget de feed (RSS) de TRAL en este blog, que pueden ver en la parte derecha: CenTRAL de blogs.

Además estuvimos participando como sana costumbre en Twitter, publicando twits con menciones a las entradas visitamos o las cuales hemos comentado y dejando el link correspondiente para facilitar su acceso. Los hashtags #TRAL y #comenTRAL son nuestro pan de cada día permitiéndome sentir que la red poco a poco se va fortaleciendo porque nos vamos reconociendo.  



Algo parecido pasa en Google Plus, dónde los revoltosos "del fondo", nos hicimos escuchar y logramos "La cafetería", una categoría propicia e informal para generar encuentros y propuestas más allá de los aprendizajes, para distenderse y disfrutar. Allí nos encontramos, para seguir charlando. Date una vuelta.